Click acá para ir directamente al contenido

Propuestas de contenidos para la nueva Constitución

Constitución Solidaria

2021

IdeaPaís

Idea País (2020). “Constitución solidaria”.

Hasta ahora, el proceso constituyente ha sido abordado principalmente en función de los mecanismos o procedimientos más adecuados para el cambio constitucional. Sin embargo, esta coyuntura histórica exige, por sobre todo, preguntarse por los contenidos en disputa: cuáles deben ser los principios y criterios rectores del pacto político fundamental y, por otro lado, cuál debe ser el rayado de cancha del poder político. El propósito de este documento es centrar la discusión en aquello que consideramos esencial: el contenido jurídico y político que debiese tener una Constitución nueva o reformada.

Nuestro propósito es articular en el texto constitucional dos principios fundamentales de la tradición socialcristiana: solidaridad y subsidiariedad. El primero ha sido relegado a un plano secundario en nuestra tradición constitucional, considerándolo más bien como un criterio de redistribución económica; y el segundo ha generado un extenso debate en el Chile postdictadura, sobre su significado e implicancias. En particular, se ha entendido la subsidiariedad, por derechas e izquierdas, como un principio de abstención estatal frente al mercado. Sin embargo, una adecuada comprensión de este principio nos invita a ver más allá del binomio Estado-mercado, pues establece un deber de las organizaciones superiores tanto de colaborar en el desarrollo de las organizaciones menores, como de no inmiscuirse en aquellas actividades que estas pueden desarrollar adecuadamente. No es, en consecuencia, un principio asimilable a la abstención estatal frente al mercado, sino que es un principio ordenador de toda la vida social.

Así las cosas, en el contexto de la crisis más relevante desde el retorno a la democracia, creemos que Chile necesita transitar desde un mal entendido Estado Subsidiario a un Estado Solidario, que recoja una adecuada concepción de la solidaridad y de la subsidiariedad. Y en ese camino, la Constitución debe ser el puntapié inicial de dicha transición.

Conforme a lo anterior, los autores ciertas ideas que debiesen estar presentes en la Constitución, ya sea a través de modificaciones al texto actual –camino que consideramos adecuado para dar respuesta al momento presente–, o bien, a través de una nueva Constitución gestada por un órgano constituyente distinto al Congreso Nacional.